• Lactarum Ecuador

El hipotiroidismo en la mujer embarazada

Por Clemente Orellana Sáenz

Endocrinólogo


El hipotiroidismo es un trastorno patológico causado por la ausencia de los efectos de la hormona tiroidea sobre los tejidos corporales, afecta más a mujeres que a hombres, siendo la incidencia global en la población del 4.6 %; el 4.3 % es subclínico y el 0.3 % clínico. En el Ecuador, tenemos una importante, presencia de esta enfermedad, especialmente en mujeres mayores de 65 años, con una incidencia del 10%.

Síntomas y signos

Los pacientes con hipotiroidismo pueden presentar trastornos en la memoria, se olvidan las cosas con facilidad; existe lentitud mental, es decir, la capacidad intelectual para razonar, analizar, discutir un determinado tema; depresión de leve a severa; sensibilidad aumentada en la piel, dolores a nivel de miembros; disminución de la audición; puede haber bradicardia, esto es latidos disminuidos; edema de partes declives, especialmente en las piernas; estreñimiento, el cual es un signo muy importante; calambres musculares y rigidez muscular; anemia; frialdad y piel seca; la cara hinchada y los rasgos toscos; existe caída del cabello, pérdida de las cejas, el vello es escaso; prefieren estar en el calor porque hay hipotermia e intolerancia al frío.

Las mujeres tienen exceso de sangrado o menstruaciones escasas, incluso amenorrea primaria que, es la falta de periodos en las adolescentes. Las mujeres en edad fértil, no logran embarazos por exceso de la prolactina. Con el diagnóstico y tratamiento con hormona tiroidea, levotiroxina sódica, muchas logran mejorar su fertilidad y tener hijos. Existe aumento de peso, el colesterol se eleva y no disminuye a pesar de dar el tratamiento adecuado.

¿Cómo hacemos el diagnóstico?

No es tan fácil, pasan varios años en que las pacientes viven con el hipotiroidismo, que es como haber tomado una botella de licor fuerte, ya que las funciones cognitivas están disminuidas, la depresión puede ser severa, son diagnosticadas como cuadros psiquiátricos y a veces terminan internadas en clínicas para enfermos mentales. Debemos tener un adecuado criterio clínico, de médicos entrenados y con experticia en esta enfermedad, para mediante una óptima historia clínica, detallada, minuciosa y un examen físico completo, tener ya una impresión diagnóstica en un 80 % de que la paciente tiene hipotiroidismo.

Las funciones cognitivas están disminuidas, la depresión puede ser severa, son diagnosticadas como cuadros psiquiátricos y a veces terminan internadas en clínicas para enfermos mentales.

Después de elaborar la historia clínica pasamos a realizar los exámenes de laboratorio, que incluyen la determinación de las hormonas tiroideas como son: Ft3,Ft4,TSH,T3,T4, son las fracciones libres y totales, pedimos los anticuerpos en contra de la glándula tiroides, esto es anticuerpos anti TPO y anti Tiroglobulina, que nos indican si existe autoinmunidad en la persona afectada, el paciente ordena a su sistema inmunitario, “ esta glándula tiroides no es mía, destrúyanla” y los resultados son elevaciones importantes de los anticuerpos, en valores del anti TPO en más de 200 y del anti Tiroglobulina en más de 400. Del 100 % de pacientes adultos con hipotiroidismo, un 85 % tienen la enfermedad de Hashimoto, que es autoinmune y el resto, son dishormonogenéticos, aquellos que carecen de alguna enzima para elaborar las hormonas tiroideas. Podemos pedir la Tiroglobulina, para conocer qué cantidad de tejido tiroideo tienen. Completamos los estudios con un eco de tiroides, que nos permite saber el tamaño, la existencia de micro nódulos, nódulos mayores a 1 cm, quistes, ganglios anormales, cáncer de tiroides o cualquier otra anormalidad.

Los valores normales de la TSH (concentración sérica de hormona estimulante del tiroides, Tirotropina) van de 0.4 – 4 mUI/I, si están entre 4 a 10 mUI/I y la Ft4 (T4 libre) es normal, estamos ante un hipotiroidismo subclínico. Yo doy tratamiento a todos los pacientes con hipotiroidismo subclínico sin excepción.

Embarazo

Hay que distinguir entre las mujeres con hipotiroidismo en tratamiento con levotiroxina sódica, que se embarazan, en forma inmediata aumentamos la dosis de hormona entre un 25 a 50% durante todo el embarazo, con el objetivo de mantener la TSH sérica normal, dentro del intervalo de 0.5 a 2.5 mUI/I, después del parto, se puede volver a la dosis anterior.

En aquellas mujeres que se embarazan y no conocían ser hipotiroideas, después de hacer el diagnóstico, iniciamos la hormonoterapia igual que lo descrito para aquellas con diagnóstico preexistente. Siempre controlamos el desarrollo fetal con ecos, que el crecimiento sea normal, que no haya complicaciones obstétricas, con valoraciones clínicas y la determinación de la TSH y Ft4 cada mes.



35 vistas

+593 98 462 0865

Pasaje Boniche N 32-28 y Rusia. Quito, Ecuador.

©2020 by Lactarum.